Páginas

lunes, 23 de julio de 2012

Reseña: Mírame y dispara

Sinopsis 
Kathia Carusso, una joven adolescente de la alta aristocracia italiana, regresa a Roma tras pasar muchos años en un internado. Allí se reencuentra con Cristianno Gabbana, un conocido de la familia con quien nunca ha tenido muy buena relación. Cristianno es terriblemente atractivo, impulsivo, y no parece tener más preocupaciones que las peleas con otras bandas y el flirteo con chicas de piernas largas. Al empezar el curso, Kathia y Cristianno verán que comparten no solo la misma clase sino también el mismo grupo de amigos. Lo que empezará como odio irá desembocando en una tensión cada vez más fuerte? Y, cuando finalmente ambos se atrevan a aceptar sus verdaderos sentimientos, deberán sortear obstáculos que nunca habrían imaginado. 
Autora: Alessandra Neymar
Opinión personal
Este  libro ha pasado a convertirse en uno de mis grandes favoritos. Debo admitir que cuando leí la sinopsis pensé: "Bah! Más topicazos..." Pero no! Y es que, como bien dice el refrán (y me viene al dedillo): Nunca juzgues a un libro por su tapa.
El libro está contado desde dos puntos de vista diferentes, el de Kathia y el de Cristianno, que van intercambiándo la voz narradora a medida que avanza la novela y así poder contar la historia desde un punto de vista clave. Aunque pueda parecer un poco lioso debo decir que no lo es para nada. Los cambios están muy bien marcados al principio con los nombres de cada uno y no hay razón alguna para perderse.

Comenzamos el libro junto a Kathia Carusso, nuestra protagonista femenina, una chica que lo tiene todo: unos impresionantes ojos grises, un pelazo precioso de color castaño claro, un cuerpo de infarto, está forrada y, por si fuera poco, es una sabelotodo. El patriarca de una de las familias más poderosas e importantes de Roma la saca de un internado de Viena en el que lleva metida desde hace nueve años. Ella piensa que es un tanto extraño pero la verdad es que no le da mucha importancia: por fin podrá volver a casa.
Cuando Kathia llega a Roma, decide salir de fiesta con Erika, una amiga que estuvo con ella en el internado, para celebrar su regreso; ella le presenta a dos personas que, a partir de ese momento se convertirán en sus mejores amigos: Luca, el amigo gay que todas querríamos tener y Daniela, una chica simpatiquísima a la que no hay más remedio que quererla.
La noche transcurre perfecta: todos bailan, se ríen, hablan, se lo pasan en grande...
Hasta que Kathia coge un taxi para ir a casa.
A mitad de camino de su mansión, un loco saca al conductor del coche, sin darse cuenta de que ella va detrás, y empieza a huir de la policía... La primera noche de Kathia en Roma y se convierte en un desastre.
Lo que ella no sabe es que ese "loco"  es Cristianno Gabbana(AY OMA! *babasssss*), el hijo de otra de las familias más importantes de Roma y conocido de la infancia. Nuestro protagonista masculino es el tipo de chico que toda mujer querría: tiene unos preciosos ojos azules, un espectacular pelo negro azabache, alto, con un cuerpo musculoso y anchos hombros, un coco de ciencias y  además, es más rico que un jeque árabe! Aunque claro, siendo su familia la mafia más importante de Roma y él el miembro más destacado...
Después de este encuentro "fatídico", Cristianno y Kathia se dan cuenta, como pone la sinopsis, de que comparten el mismo grupo de amigos.
Ninguno de los dos es capaz de evitar la atracción física que hay entre ellos y eso, junto con el "odio" que se tienen, produce una tensión sexual no resuelta.

"En el fondo sabía que llevaba razón. Había estado con un montón de chicas. Morenas, rubias, altas, bajas, delgadas, no tan delgadas… todo tipo de mujeres habían pasado por mi cama, pero ninguna me había descontrolado tanto como lo hacía Kathia (y menos sin tocarme). Ninguna era como ella. Su forma de caminar, la manera que tenía de pasarse la lengua por los labios antes de hablar, cómo se retiraba el cabello, la mirada de aquellos ojos plateados, el estilo como llevaba el uniforme… Le habría hecho el amor un millón de veces, de un millón de formas, en cualquier lugar. Pero, aun así, sabía que no tendría suficiente, que necesitaría más de ella. Mucho más. Odiaba necesitarla de aquella manera tan urgente."

Y, cuando finalmente los dos aceptan que puede que se tengan un poco de cariñín... Zas! Kathia se entera de cosas de las que hubiera deseado no hacerlo y  todo se convierte en una montaña rusa para ellos y a la que nos arrastran a nosotros.
Todos los personajes secundarios son increíbles a su manera y, desde mi punto de vista, si alguno hubiera faltado, la historia no habría sido la misma ya que cada uno aporta un granito de arena indispensable a la trama. De los secundarios, mis favoritos han sido Fabio y Enrico (aunque la autora me haya hecho sufrir MUCHO con uno de los dos...) y he odiado con toda mi alma a Valentino (si lo leéis sabréis porqué lo digo...)
Desde el principio hasta el fin, el libro te lleva a través de mil emociones distintas: Yo pasaba de tener el corazón a mil, para luego estar llorando como una posesa y, finalmente, estar comiéndome las uñas por culpa de los nervios. 
Y es que no te dan ni un respiro! Cuando piensas que la cosa se relaja y parece que los torlitos por fin tendrán su final feliz, vuelve a pasar algo que te deja los ojos como platos y piensas: "No...No puede ser... No puedes ser tan... SÍ! LO ERES! O.o)

"Cristianno
—Entonces no te vayas. —Me abrazó obligándome a tumbarme sobre ella—. Fingiré que me encuentro mal y me quedaré aquí contigo. Nos pasaremos el día entero en la cama, besándonos y haciendo el amor… —Terminó sonriendo entre mi hombro y mi mandíbula.
Aquel era el mejor plan que podía escuchar y habría dado cualquier cosa por complacerla, pero no podía ser.
—El lunes me tendrás para ti sola. Te lo prometo, amor —terminé susurrando.
Aún me costaba creer que yo pudiera expresarme de aquella forma. Aún me costaba creer que amara a alguien de aquella forma.
—No me vale…
—¿No te vale? —Sonreí buscando su mirada.
—Tendrás que mejorar tu oferta. —Fingió estar enfurruñada.
—¿Qué te parece tenerme el lunes, el martes, el miércoles…?
—Tampoco…
Bien, pues allá iba otra proposición.
—¿Y todos los días de mi vida? —pregunté mirándola a los ojos.
Se quedó boquiabierta, totalmente sorprendida. Mi pecho percibía cómo su corazón se desbocaba. Ni siquiera yo mismo era consciente de lo que acababa de decir, pero aquellas palabras salieron sin más de mi boca. No me arrepentía.
—Eso está mejor —se obligó a decir, sonrojada.
—Hecho… —Rocé sus labios con los míos— Son tuyos. La abracé acariciando su melena con mis manos."


Por todo lo que me ha hecho sentir con sus 300 y pocas páginas, por sus palabras sencillas y frescas, por su ambientación, su trama, su historia de amor y ese italiano buenorro, Mírame y Dispara se lleva las 5 maripositas e incluso sería capaz de ponerle 5 más! 
En cuanto salga el segundo pienso ir derechita a comprarlo! 




Y os dejo una cancioncita que aparece en una parte del libro con la que me he reído mucho y que me encanta!




3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Pues si buscas ellibro en internet seguro que lo encuentras, sino, puedes dejarme tu e-mail y yo te lo paso :3

      Eliminar
    2. porfa me lo puedes enviar a mi... gracias.. porfa angel62892@gmail.com

      Eliminar