Páginas

jueves, 8 de agosto de 2013

Reseña: Deity (Saga Covenant #3)

Sinópsis
“La historia se esta repitiendo, y las cosas no salieron tan bien la ultima vez.”
Alexandria no esta segura de llegar a su décimo octavo cumpleaños  - a su Despertar. Una olvidada y fanática orden quiere matarla, y si el Consejo alguna vez descubre lo que hizo en Catskills, esta perdida… y también Aiden.
Si eso no fuera suficientemente aterrador, cada vez que Alex y Seth pasan tiempo “entrenando” –lo que realmente es la palabra secreta de Seth para acercársele- ella termina con otra marca del Apollyon, lo que la acerca al Despertar antes de lo previsto. Genial.
Pero mientras su cumpleaños se acerca, su mundo entero se hace añicos con una sorprendente revelación y se ve atrapada  entre el amor y el destino. Uno hará cualquier cosa para protegerla. Otro ha estado mintiéndole desde el principio. Una vez que los dioses se revelen a sí mismos, desatando su ira, vidas serán cambiadas irrevocablemente… y destruidas.
Aquellos que sigan de pie descubrirán si el amor es realmente más fuerte que el Destino. 
Opinión Personal
¡Pletórica, dichosa, feliz, contenta y tooooodos los sinónimos de felicidad no se acercan a describir la manera en la que me siento ahora mismo!
De los 4 libros de esta saga que han salido hasta la fecha, podría decir que éste es mi favorito.
Hay muchísimas emociones, muchísimos acontecimientos, muchísimas revelaciones, reencuentros, decisiones... ¡Muchísimo de todo!

"-¿Estamos interrumpiendo tu siesta, Alexandria?
No “¿cómo estás?” o “qué bien que sigas viva.” Sí, él sí que amaba.
Leon se retiró a la esquina, cruzándose de brazos. 
-Estaban entrenando,- hizo una pausa- en su habitación.
Quería morirme.
Marcus frunció el ceño pero Lucian -mi muy amado Lucian- tuvo una respuesta típica.
 Sentándose en una de las sillas frente a Marcus, se arregló la túnica y rió. 
-Es de esperarse. Son jóvenes y se gustan. No puedes culparlos por buscar cierta privacidad.
No pude evitarlo. Mis ojos encontraron los de Aiden."


 Esta reseña va a ser bastante corta, pero no porque el libro sea malo ni nada de eso sino porque pasan taaaaantas cosas relevantes y que están relacionadas, que si dijera algo os spoilearía de lo lindo y más de uno se acordaría de mis antepasados.
Deciros que éste libro no es perfecto, es MÁS QUE PERFECTO. Éste libro es la prueba de que la perfección existe y de que se puede superar.
Para mí, que me vuelvo loca cada vez que entra Aiden o hay alguna escena entre él y Álex (y no, no me gusta Seth; por lo menos no en la manera que me gusta Aiden para Álex, ejem, ejem...) en este libro es que no me han parado de subir los colores. ¡Aish...!

"Sus labios se curvaron y luego se puso en pie. Agarrando mis manos en las suyas me levantó. Mis piernas se sentían débiles.
-Ve a la cama.- dijo.
-¿Vas… vas a venir tú también?
Aiden asintió.
 -Estaré arriba pronto.
No podía respirar.
-Ve.-me urgió.
Y yo fui. "

Mi corazón se desboca cada vez que recuerdo la cantidad de cosas que han pasado en este libro.
Todo se vuelve más peligroso. Todo se vuelve más intenso. Todo se vuelve más claro... Pero a la vez más oscuro. Todo cambia y ya no hay vuelta atrás.

Sólo diré una palabra: ¡LEEDLO! Sí o sí.
















 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada