Páginas

lunes, 28 de enero de 2013

Reseña: Pídeme lo que quieras

Sinópsis
Tras la muerte de su padre, el prestigioso empresario alemán Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato. Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales, repletos de fantasías y erotismo. Junto a él aprenderá que todos llevamos dentro un voyeur, y que las personas se dividen en sumisas y dominantes... Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.
Opinión Personal
Bueeeeeeeno.... Con este libro cada persona piensa que: o es impresionante o es un bodrio. Yo estoy entre ambas.

Judith es una joven de 25 años, de pelo y ojos negros, que trabaja en una empresa llamada Müller, cuya sede está en Alemania. Un día, ella y algunas personas más, se quedan atrapadas en el ascensor y es ahí donde conoce a Eric Zimmerman, un hombre alemán, de hombros anchos, bonita sonrisa, pelo castaño y unos ojazos azules de infarto. Ella al principio no lo sabe, pero se trata de su jefe que, después de la muerte de su padre, ha cogido los mandos se la empresa. 
Como dice la sinópsis, él enseguida se encapricha de ella y ella no puede negar la atracción que siente hacia él. Sin embargo, él tiene una forma de ver el sexo muy poco convencional y no es, para nada, a lo que ella está acostumbrada.

"El señor Zimmerman no debería ver lo que creo que esos dos están a punto de
hacer. Pienso. Pienso cómo entretenerlo o despistarlo, pero no se me ocurre nada. Aquel hombre está casi encima de mí, sin quitarme ojo.
—Tranquila, señorita Flores. Dejémoslos que se diviertan —me susurra.
¡Me quiero morir!
¡¡Qué vergüenza!!
Instantes después no se oye nada a excepción del sonido de las bocas y las lenguas de esos dos al chocar. Asustada ante aquel incómodo silencio, miro por la abertura de la puerta del archivo y me tapo la boca al ver a mi jefa sentada sobre su mesa y a Miguel manoseándola. Mi respiración se agita y Zimmerman sonríe desde su altura. Me pasa la mano por la cintura y me acerca más a él.
—¿Excitada? —me pregunta."
  

Este libro pertenece a una trilogía (aunque desde mi punto de visto, bien podría haber sido libro único) y tiene cosas buenas y cosas malas.
A ver... Mmmmmm.... Él es un voyeur, vale. Nunca había leído ningún libro en el que apareciera un protagonista con esas características y eso ha sido un soplo de aire fresco. Eric es un hombre que, en cuanto al sexo, tiene muy claro lo que quiere y cómo lo quiere. Ha habido partes, en especial una, que no me esperaba para nada. SPOILER: cuando los dos se sientan a ver lo que Eric ha grabado con la cámara mientras ellos lo hacían, no me habría esperado, ni en un millón de años, que de repente apareciera una mujer y le hiciera todo lo que le hizo a Jud mientras que ella, con los ojos vendados, pensaba que era Eric el que se lo hacía todo. FIN SPOILER. Y esas partes me han gustado mucho.
 Por otra parte, Jud a veces me parece bastante tontita. Y él, otro tanto. Vamos! Muchísimas veces discuten por unas cosas que piensas: ¿en serio? Y luego, a los minutos están diciendose cosas bonitas y chingando como conejos. Porque él se enfada por cosas sin sentidos y ella, como no se puede callar, pues la lía aún más.
Ha habiado algunas cosas que no me han quedado claras y que me han mosqueado porque, aunque ella a veces se comporte de una manera un poco tonta, hay otras en las que te sientes conectada a ella y lo que él le hace.... Ella piensa varias(muchas) veces que le daría un bofetón; yo no lo pienso, se lo doy. Y más después de comportarse como él lo hace con ella en algunas ocasiones. SPOILER: Pero como puede perdonarle después de cómo se comporta con ella cuando está con Amanda ese día!!?? Le manda con el chófer, la ignora, se comporta de manera fría, etc, y ella, a los primeros besos, ya le perdona. FIN SPOILER.
Sus problemas no han llegado a calarme del todo y me mosquea bastante. Después de todo el juego que da la autora con eso, yo me esperaba algo más.
Me ha gustado leer calles que sabía situar y que, incluso la autora hiciera a los personajes ir a Guadalajara(que es donde yo vivo) ya que, aconstumbrada a inventarme las calles y los locales, en este libro he podido imaginarmelos exactamente donde la autora decía que estaban.
Pienso que podría haber sido un libro único y que la autora podría haberse ahorrado tanto empalagosismo. Que sí, que están muy contentos juntos, tienen una vida sexual muy activa y él está buenísimo. Lo hemos pillado! Si hubiera obviado muchos momentos que, desde mi punta de vista, eran prescindibles y hubiera puesto el juego y la acción del final antes, el libro habría enganchado más. Ha habido partes en las que he tenido que saltarme páginas porque me aburrían. 
Ahora se lleva todo eso del erotismo, del sexo y cosas prohibidas pero yo creo que puede haber un equilibrio. La verdad es que esta autora, en este libro, o se pasa o no llega.

"—¿Dónde está lo que te he regalado hoy?
Vuelvo a ponerme colorada.
¿Este hombre sólo piensa en sexo? Vale, yo también.
Sin embargo, incapaz de no responder a sus inquisidores ojos, respondo:
—Allí.
Sin soltarme, mira en la dirección que le he dicho. Camina hacia allí conmigo enlazada a su cuerpo y me suelta. Abre el sobre, saca lo que hay en él y rompe el plástico del embalaje, primero de una cosa y luego de la otra. Mientras lo hace, no me quita ojo y eso que respira con más intensidad. Me agita.
—Coge el champán y las copas.
Lo hago. Este tío va al grano. Cuando acaba de sacar los artilugios de su embalaje camina hacia la cocina y los mete bajo el grifo. Luego, los seca con una servilleta de papel y vuelve de nuevo hacia mí y me coge de la mano.
—Llévame a tu habitación —me dice.
Dispuesta a llevarlo hasta el mismísimo cielo en mis brazos si fuera necesario, lo conduzco por el pasillo hasta llegar ante la puerta de mi habitación. La abro y ante nosotros queda expuesta mi bonita cama blanca comprada en Ikea. Entramos y me suelta la mano. Dejo el champán y las dos copas sobre la mesilla, mientras él se sienta en la cama.
—Desnúdate."

 El libro está contado en primera persona desde el punto de vista de Jud. No he llegado a calar totalmente con ella pero tampoco he llegado a odiarla. Mehe reído con sus amigos, con su hermana, su padre, y sobre todo su sobrina. A mí, si os digo la verdad, ha habido muchas cosas en el libro que han hecho y que no me han gustado. Que luego a lo mejor lo pruebo y me encanta, como a ella, pero en un principio.... Nop. Para nada. SPOILER: que su supuesto novio deje que otros hombres y mujeres se la tiren mientras él mira y viceversa??? Gracias pero no. Mi novio es mío y punto, no veo porque nadie tiene que hacerle esas cosas y menos, como él puede mirar lo que le hacen a ella, dejarles y ponerse cachondo. Sin embargo, luego ella está desayunando con un amigo y le monta una odisea. VAMOS ERIC! Lógica! (y me da igual la explicación que le da a ella, a mí me sigue pareciendo exagerado) FIN SPOILER.

El siguiente libro se llama Pídeme lo que quieras, ahora y siempre. Seguramente me lo lea, porque le daré una oportunidad para ver si mejora y porque, ya que lo he empezado, lo terminaré.
Pero vamos, a esta servidora que no le pidan nada más.... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada